¿Cuáles son las lesiones más típicas del Kitesurf?

Vuelve el “Tarifa Master of Kiteboard 2014″
8 abril, 2014
¿Cómo hacer un Water Start?
15 abril, 2014

Kitesurf… ¿Lesionarse o no lesionarse…?

El Kitesurf es una actividad física donde el deportista, subido en una tabla se desliza por el agua impulsado por la fuerza del cometa. Este deporte tan divertido, hace que muchas personas se obsesionen por aprender un nuevo truco y terminan olvidándose de las posibles lesiones que pueden producirse.

Entre las principales causas destacan los errores técnicos por la propia inexperiencia,  la falta de prudencia, utilizar cometas demasiado grandes, que alcanzan grandes velocidades y dificultan el control de la misma, o navegar en condiciones climatológicas adversas.

Entre las lesiones más comunes para los deportistas del kitesurf se encuentran las abrasiones y las contusiones, siendo el pie y el tobillo los lugares donde se producen las lesiones con más frecuencia, seguido de la cabeza, el pecho y las rodillas.

Muchos de estos accidentes se producen en los saltos y maniobras aéreas, donde el impacto y las consecuencias se pueden multiplicar si el accidente se produce en aguas poco profundas. Por ello aparte de recomendarte que navegues lejos de la orilla, vamos a darte algunos consejos para que los pongas en prácticas y puedas realizar tu deporte favorito sin interrupciones por lesiones:

  1. Realiza calentamientos y estiramientos. El kitesurf es uno de los deportes que más exigen al cuerpo desde los primeros segundos de actividad. Por ello, al menos durante cinco minutos antes de la sesión, te recomendamos que hagas carreras de 100 metros, pegues algunos saltos sobre la arena y estires los músculos. Este calentamiento te servirá no sólo para prevenir lesiones, sino también para que realices un trabajo óptimo dentro del agua.
  2. Debes conocer la playa donde vayas a navegar para que la presencia de rocas no te sorprendan.
  3. Evita los vientos más peligros cuando no tengas la destreza necesaria. Recuerda que todo deporte requiere una curva de aprendizaje y poco a poco llegarás más lejos.
  4. Debes usar un chaleco y casco protector, además de una cometa adecuada.
  5. No realices ejercicio cuando sientas dolor, puesto que las pequeñas molestias pueden convertirse rápidamente en lesiones graves. Lo mejor es que pares, descanses y busques la causa del dolor. A veces en tan sólo un par de días estarás recuperado y dando saltos con tu tabla.
  6.  Es importante que varíes la rutina de tus actividades de un día a otro, puesto que realizar la misma actividad día tras día puede aumentar el riesgo de lesiones, así como llevar a un desequilibrio muscular, debilidad y aburrimiento.
  7. Tómate el tiempo que sea necesario para aprender la forma correcta de realizar cualquier técnica o truco. Intentar un truco sin conocer la técnica, o que esté muy por encima de tu nivel, es una apuesta segura a sufrir una lesión.
  8. No entrenes cuando estés cansado. Te será mucho más difícil mantenerte concentrado y realizar las cosas bien. La fatiga mental puede suponerte un peligro.

Y tú, ¿Cómo evitas sufrir una lesión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *